Pablo Oliva

Viernes, 16 Diciembre 2016 15:34

La depresión

A menudo escuchamos frases como “está depre”, o “tiene depresión”, “está depresivo”…. Pero no estamos utilizando estos términos adecuadamente pese a que sea muy utilizado. Coloquialmente utilizamos el término depresión para referirnos a estar triste, olvidando sus diferencias a nivel cuantitativo y cualitativo de esta.

¿Qué es la depresión? ¿En qué se diferencia de la tristeza? La tristeza es uno de los síntomas de la depresión, pero esta es mucho más compleja o grave, es un cuadro con un conjunto de síntomas tales como el insomnio o hipersomnia, pérdida de interés en hacer cosas o dejar de disfrutar de estas, ausencia de energía, comer en exceso o muy poco, dificultad para la concentración y para la toma de decisiones… es, en definitiva, más limitante que la tristeza.

El hombre, desde su nacimiento pasa por una etapa de cambio, que hace que educar para sus padres, sea un camino dificil.

Por ejemplo, de 2-3 años de edad muchos niños viven la etapa de la negatividad y en la respuesta rabietas cuando no se cumplen sus deseos. Con el respeto de las normas y de la paciencia, esta etapa superado sin mayores complicaciones.

El sistema nervioso del pequeño no es maduro hasta 7 años de vida. A esta edad, resulta difícil concentrarse durante mucho tiempo y que se deben repetir una y otra vez algunos de los comandos. Además, debemos tener en cuenta la personalidad y el carácter del niño, que le hará comportarse de forma distinta a los demás.